mceclip0.png

 

En este informativo podrás aprender algunas acciones que puedes utilizar para prevenir enfermedades respiratorias en esta época de cambios climático.

Durante las temporadas de vientos o cambios repentinos en el clima, las infecciones o enfermedades respiratorias tienden a aumentar, desde un resfriado común, influenza, bronquitis, o en casos más graves, complicaciones por COVID-19 o neumonía.

Muchos de los virus y bacterias que las causan, se transmiten a través de las partículas expulsadas al toser o estornudar. Pueden pasarse de persona a persona o infectarse al tocar algo que tenga estos microbios y luego tocarse la boca, ojos o nariz.

¿Por qué las personas se enferman más en temporadas de frío?

Las pequeñas vellosidades y las mucosas en la nariz, que son un sistema de defensa natural, pierden movilidad con el frío, lo que impide que controlen el paso de microorganismos. Tampoco pueden calentar el aire para que llegue a los pulmones a la temperatura adecuada.

Hay teorías que explican que algunos virus, como por ejemplo el de la gripe, se cubren con una capa resistente que lo protege durante el frío y le permite pasar de persona a persona. Otros factores relacionados con las enfermedades típicas del invierno son la contaminación en casa, provocada por la falta de ventilación, permanecer en lugares cerrados y los cambios bruscos de temperatura.

¿Qué acciones se pueden realizar para protegerse?

  • Evita los cambios bruscos de temperatura, cúbrase la nariz y la boca al salir de lugares cerrados.
  • Mantén los esquemas de vacunación completos, sobre todo en menores de cinco años y personas adultas mayores. Durante la temporada de lluvias se inicia la aplicación de la vacuna contra la influenza.
  • Conserva los entornos limpios y ventilados.
  • Duerme las horas adecuadas, no descansar apropiadamente puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades.
  • Lava tus manos con agua y jabón frecuentemente.
  • Sigue una alimentación balanceada, incluyendo frutas y verduras ricas en vitaminas. Puedes encontrar más información sobre hábitos saludables en el siguiente enlace: http://bit.ly/3u9aa65
  • Abrígate de forma adecuada según el clima.
  • Evita los ambientes con humo de cigarrillo.
  • De ser posible, mantén a niñas/o y personas adultas mayores alejados de personas con síntomas de enfermedades respiratorias.

Si estás enfermo, ¿qué hacer?

  • Porta mascarilla para evitar contagiar a más personas.
  • Cúbrete al toser o estornudar.
  • Ingiere abundantes líquidos.
  • Mantén distancia física.
  • Si son niños y niñas en edad escolar, trata de no enviarlos a clases.
  • Evita automedicarte, puedes explorar opciones de orientación médica en línea en el siguiente enlace: http://bit.ly/3ubyXWS

Algunas enfermedades respiratorias pueden atenderse en casa, pero es necesario estar pendiente señales de alarma como: asfixia o dificultad para respirar, respiración más rápida y frecuente de lo normal, dolor de pecho al respirar o toser, decaimiento o cansancio excesivo o fiebre de difícil control mayor de 38°C durante más de tres días. Si presentas alguna de estas señales, debes acudir a un centro médico para recibir atención.

Si deseas más información sobre el tema, para recibir apoyo psicosocial u orientación personalizada de diferentes opciones de servicios en el país, puedes escribirnos por WhatsApp haciendo clic aquí https://wa.me/50377874224 o por Facebook Messenger de lunes a domingo de 7:30 a.m. a 11:00 p.m.

Fuentes de consulta: